timthumb

De una manera sencilla, podemos definir las hidrolimpiadoras como máquinas que bombean agua a alta presión. Son realmente útiles para la limpieza, tanto a nivel industrial como doméstico.

En casa, las hidrolimpiadoras se utilizan para limpiar fachadas, piscinas, alfombras o para dejar impecables nuestro coche o nuestra moto.

Hablando de vehículos, estas máquinas son las más apropiadas para la limpieza de camiones y autobuses. De hecho, en los talleres mecánicos también su uso está muy extendido, ya sea para los vehículos para retirar la grasa de piezas, motores, bajos, etc. antes de proceder a una reparación.

En la industria alimentaria suelen usarse para limpiar establecimientos de ganado o almacenes de alimentos, ya que son muy útiles para desinfectar estos espacios.

Sólo por citar un ejemplo más, son muy eficaces para desatascar tuberías, gracias a su manguera.